Premios BAFTA 2009

Con los Oscars a la vuelta de la esquina, Slumdog Millionaire se consolida como la gran película del año tras, al igual que ocurrió en los Globos de oro, resultar la triunfadora de los BAFTA.

Aquí tenéis la lista de los principales premios y los nominados de las categorías.

MEJOR PELÍCULA
El curioso caso de Benjamin Button
Frost/Nixon
Mi nombre es Harvey Milk
The reader
Slumdog Millionaire

MEJOR DIRECTOR
David Fincher por El curioso caso de Benjamin Button
Ron Howard por Frost/Nixon
Clint Eastwood por El intercambio
Stephen Daldry por The reader
Danny Boyle por Slumdog Millionaire

MEJOR ACTOR
Brad Pitt por El curioso caso de Benjamin Button
Mickey Rourke por El luchador
Frank Langella por Frost/Nixon
Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk
Dev Patel por Slumdog Millionaire

MEJOR ACTRIZ
Angelina Jolie por El intercambio
Kristin Scott Thomas por Hace tanto que te quiero
Meryl Streep por La duda
Kate Winslet por The Reader
Kate Winslet por Revolutionary Road

MEJOR GUIÓN ORIGINAL
J. Michael Straczynski por El intercambio
Martin McDonagh por Escondidos en Brujas
Philippe Claudel por Hace tanto que te quiero
Dustin Lance Black por Mi nombre es Harvey Milk
Joel Coen / Ethan Coen por Quemar después de leer

MEJOR GUIÓN ADAPTADO
Eric Roth y Robin Swicord por El curioso caso de Benjamin Button
Peter Morgan Frost/Nixon
Justin Haythe por Revolutionary Road
David Hare por The Reader
Simon Beaufoy por Slumdog Millionaire

MEJOR ACTOR DE REPARTO
Heath Ledger por El caballero oscuro
Brendan Gleeson por Escondidos en Brujas
Philip Seymour Hoffman por La duda
Brad Pitt por Quemar después de leer
Robert Downey Jr. por Tropic Thunder

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Marisa Tomei por El luchador
Amy Adams por La duda
Tilda Swinton por Quemar Después de Leer
Freida Pinto por Slumdog Millionaire
Penélope Cruz por Vicky, Cristina, Barcelona

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA
The Baader Meinhof  Complex
Gomorra
Hace tanto que te quiero
Persépolis
Vals con Bashir

MEJOR PELÍCULA BRITÁNICA
Hunger
Escondidos en Brujas
Mamma Mia!
Man on wire
Slumdog Millionaire

MEJOR BANDA SONORA
Alexandre Desplat por El curioso caso de Benjamin Button
Hans Zimmer / James Newton Howard por El caballero oscuro
Benny Andersson / Björn Ulvaeus por Mamma Mia!
A. R. Rahman por Slumdog Millionaire
Thomas Newman Wall·E

MEJOR FOTOGRAFÍA
El Intercambio
El curioso caso de Benjamin Button
El caballero oscuro
The Reader
Slumdog Millionaire

MEJOR MONTAJE
El caballero oscuro
El curioso caso de Benjamin Button
El Intercambio
Escondidos en Brujas
Frost/Nixon
Slumdog Millionaire

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN
Persépolis
Vals con Bashir
Wall-E

Volver

Pedro Almodóvar, 2006

Volvió Almodóvar a las pantallas, y lo hizo tras un controvertido lapso de tiempo en el que se han escrito ríos de tinta sobre sus desavenencias con la Academia. Por tanto, no es de extrañar el exceso de expectación generada ante el estreno de esta película de título nunca más acertado.

Almodóvar vuelve a rodar una película, vuelve a narrar una historia de mujeres, vuelve tras 17 años a contar con Carmen Maura, vuelve a su tierra… pero pese a tanto retorno, el último film almodovariano no huele a repetición ni cansinismo, sino que aporta cierto aire renovado, cierto espíritu de frescura que le ayuda a salir del callejón en el que se metió con “La mala Educación”. Como ejemplo, baste decir que por segunda vez (antes en Hable con ella), en una película del manchego no aparece el tópico transexual folclórico con peineta, icono reivindicativo de la homosexualidad a vuelta de todo, que repetía más que el ajo sin venir a cuento.

La película aborda varias historias, cada personaje tiene la suya, y como es de recibo, se van enlazando y desvelando unas a otras conforme avanzan los minutos. El conjunto de estas historias, o la trama principal en sí, podría decirse que es de una solidez notable, no así su originalidad. Sin embargo, el guión no consigue su propósito, hacer llegar esta historia al fondo del espectador, a su corazón. Por lo menos a mí no me emocionó lo que podrían haberme emocionado esas mujeres y sus respectivos pasados, no le encontré el calor en ningún minuto del metraje, no sentí pasión por ellas.
El guión es frío, la carga dramática que lleva, que no es poca, está armada sin alma, sin sentimiento, mostrando los acontecimientos como episodios que cumplir de forma mecánica, muchos de ellos innecesarios y de relleno, que ni vienen ni van, como la ¿historia? entre Raimunda y el productor de cine.

También contribuye a esta discreta fuerza narrativa la artifical interpretación de la culona (de relleno) Penélope, más preocupada en fusilar los agobiados registros de la Carmen Maura de películas anteriores, que en dar vida natural a Raimunda, de la cual, su lágrima fácil y perpetua desvirtúa cualquier intento de humanizar la crisis por la que pasa el personaje.

Carmen Maura tiene un papel más natural y menos histriónico de lo habitual en ella, aunque bastante irreal y de escasa consistencia; una abuela manchega, vestigio de mujer florero cansada, que sabe poner inyecciones en vena y ve películas subtituladas de Visconti. Aun así, su presencia en el film es interesante. Ambas actrices se encuentran muy bien acompañadas por Blanca Portillo y Lola Dueñas, con sendos acertados trabajos.

En la parte buena, el trabajo de ambientación de toda la película, recreando la Castilla interior, aunque tengamos que poner un poquito de nuestra parte en alguna ocasión. Interesante toda la dirección de producción, con los decorados, la luz, el viento, o el vocabulario empleado con ese deje fonético y los (demasiado) machacones besos de abuela que martillean a todas horas. Se recrea muy bien el ambiente tradicional de la generación anterior, por ejemplo en ese culto y respeto a la muerte e inhumación, pasando por momentos tan brillantes como el pésame a Lola Dueñas tirado en plano cenital.

La película no está extraordinariamente dirigida, no termina de estar redonda. Y aunque el problema de fondo, en mi opinión está en el guión, la mano del director no ha resuelto esta carencia. En cualquier caso, tanto monta…

En resumen, una película con un buen argumento y flojo guión, pero que se puede ver y que no olvidaremos que está ahí, gracias a las campañas de publicidad en los medios y en la calles, y que no está a la altura de grandes aciertos como “Todo sobre mi madre” o “Hable con ella”, por ejemplo, y en la que Almodóvar ha buscado un discreto cambio, sin dejar de recordar anteriores trabajos en varios guiños que los fans del manchego podrán entretenerse tratando de encontrar.