Premios BAFTA 2009

Con los Oscars a la vuelta de la esquina, Slumdog Millionaire se consolida como la gran película del año tras, al igual que ocurrió en los Globos de oro, resultar la triunfadora de los BAFTA.

Aquí tenéis la lista de los principales premios y los nominados de las categorías.

MEJOR PELÍCULA
El curioso caso de Benjamin Button
Frost/Nixon
Mi nombre es Harvey Milk
The reader
Slumdog Millionaire

MEJOR DIRECTOR
David Fincher por El curioso caso de Benjamin Button
Ron Howard por Frost/Nixon
Clint Eastwood por El intercambio
Stephen Daldry por The reader
Danny Boyle por Slumdog Millionaire

MEJOR ACTOR
Brad Pitt por El curioso caso de Benjamin Button
Mickey Rourke por El luchador
Frank Langella por Frost/Nixon
Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk
Dev Patel por Slumdog Millionaire

MEJOR ACTRIZ
Angelina Jolie por El intercambio
Kristin Scott Thomas por Hace tanto que te quiero
Meryl Streep por La duda
Kate Winslet por The Reader
Kate Winslet por Revolutionary Road

MEJOR GUIÓN ORIGINAL
J. Michael Straczynski por El intercambio
Martin McDonagh por Escondidos en Brujas
Philippe Claudel por Hace tanto que te quiero
Dustin Lance Black por Mi nombre es Harvey Milk
Joel Coen / Ethan Coen por Quemar después de leer

MEJOR GUIÓN ADAPTADO
Eric Roth y Robin Swicord por El curioso caso de Benjamin Button
Peter Morgan Frost/Nixon
Justin Haythe por Revolutionary Road
David Hare por The Reader
Simon Beaufoy por Slumdog Millionaire

MEJOR ACTOR DE REPARTO
Heath Ledger por El caballero oscuro
Brendan Gleeson por Escondidos en Brujas
Philip Seymour Hoffman por La duda
Brad Pitt por Quemar después de leer
Robert Downey Jr. por Tropic Thunder

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Marisa Tomei por El luchador
Amy Adams por La duda
Tilda Swinton por Quemar Después de Leer
Freida Pinto por Slumdog Millionaire
Penélope Cruz por Vicky, Cristina, Barcelona

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA
The Baader Meinhof  Complex
Gomorra
Hace tanto que te quiero
Persépolis
Vals con Bashir

MEJOR PELÍCULA BRITÁNICA
Hunger
Escondidos en Brujas
Mamma Mia!
Man on wire
Slumdog Millionaire

MEJOR BANDA SONORA
Alexandre Desplat por El curioso caso de Benjamin Button
Hans Zimmer / James Newton Howard por El caballero oscuro
Benny Andersson / Björn Ulvaeus por Mamma Mia!
A. R. Rahman por Slumdog Millionaire
Thomas Newman Wall·E

MEJOR FOTOGRAFÍA
El Intercambio
El curioso caso de Benjamin Button
El caballero oscuro
The Reader
Slumdog Millionaire

MEJOR MONTAJE
El caballero oscuro
El curioso caso de Benjamin Button
El Intercambio
Escondidos en Brujas
Frost/Nixon
Slumdog Millionaire

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN
Persépolis
Vals con Bashir
Wall-E

Anuncios

Little Children

Todd Field, 2006

Me niego a hablar de esta película mediante su título traducido, pues el significado de la versión original se acerca mucho más al sentido de la obra que su versión española. Probablemente “Niños pequeños” atraiga menos público que el nombre del rebautizo hispánico pero, salvo escepciones, nunca me ha parecido bien que se juegue de esta forma con los títulos, como si no formaran una parte de la película, que en muchos casos supone horas, incluso días, de sus creadores, hasta dar con la clave que les satisface.

En efecto, Little children nos cuenta una historia de niños pequeños, pero no en sentido literal, sino figurado, pues sus personajes son esos adultos que, inmersos en unas existencias anodinas y carentes de temperatura sanguínea, no saben (o no quieren) asumir compromisos ni responsabilidades. El arte de coger el toro por los cuernos brilla por su ausencia en los habitantes de un barrio residencial, que se muestran totalmente inertes a la hora de afrontar inconveniencias, adversidades o conflictos, ya sean familiares, sociales o profesionales. El Peter Pan que no quiere crecer aparece en el fondo de casi todos los personajes, que prefieren alimentar sus despreocupaciones antes que enfrentarse a la vía muerta de sus respectivos trenes.

Sarah Pierce (Kate Winslet), condenada a un matrimonio vacío, que no la hace precisamente feliz, conoce a Brad (Patrick Wilson), padre de familia que también está en estado contemplativo, tanto conyugal como profesionalmente, pues ni su encantadora esposa ni el examen que le falta para terminar sus estudios parecen motivarle.

El tercer personaje en discordia, magistralmente interpretado por Jackie Earle Haley, es Ronnie, pederasta cuya perversión es conocida por todos, gracias a sus antecedentes. Y que luchará contra sí mismo y contra la repulsión que produce en el entorno.

Y por último, Larry (Noah Emmerich) es el frustrado perdedor que sí intenta redimirse, aunque no en la dirección más acertada, y que al final acabará por encontrarse a sí mismo.

Todos los actores están muy correctos, entre ellos Winslet y Haley nominados al Oscar, algo que sin duda se debe a un gran trabajo del director (y actor) Todd Field, y es la diferencia que se marca cuando se pone a dirigir alguien que sabe interpretar, y nos hace ver los personajes antes que los actores.

Y no es el único mérito del director de la interesante “En la habitación”. La puesta en escena, y el temple que imprime a la historia, con ese ritmo pausado pero firme, sin prisas pero sin pausa, junto con la muy correcta la fotografía de Antonio Calvache, son dignas de recordar, o de volver a ver incluso, sin necesitar esperar demasiado.

La película, basada en la novela de Tom Perrotta, avanza incorporando nuevos personajes y sus respectivos avatares a la trama, todos muy bien enlazados, y dando a cada uno su dosis de minutaje, y su relevancia visual. Los conflictos se suceden de manera eficaz, aunque algo previsible, hasta que llega el final, la parte más floja de la cinta, y es cuando Todd Field trata de cerrar las historias de todos los personajes, mostrando el desenlace de cada uno de estos niños, que no terminan de salir del cascarón.

Unas resoluciones forzadas, inverosímiles y que desentonan por su elaboración con todo el notable material que habíamos digerido hasta el momento.

El guión, con un buen diálogo pero exceso de voz en off, sin ser malo, tal vez no mereciera esa nominación al Oscar, precisamente por ese cambio de rumbo al final, o porque la subtrama del pederasta, siendo secundaria, llega a cobrar demasiado protagonismo, quitándole algo de presencia al hilo conductor del film.

Una película que podríamos catalogar de interesante, bien realizada e interpretada, con una historia de inmadurez, frivolidad, indecisión y conformismo. Una película que sin ser una gran película, si que es recomendable su visionado.