Muere Jack Palance


El actor estadounidense Jack Palance ha muerto por causas naturales a los 87 años en la ciudad de Montecito (California), donde residía, informó su agente.
El actor, que lució su rostro curtido por los golpes sufridos como boxeador profesional durante una carrera de casi medio siglo, interpretaba generalmente papeles de malvado y de vaquero rudo. Palance era un habitual en películas de acción y del Oeste, con directores de la talla de George Stevens, Douglas Sirk o Elia Kazan, destacando en películas como ‘Raíces profundas’, de George Stevens, y ‘Sudden Fear’ (‘Miedo súbito’), de David Miller, y ganó un Oscar por su papel en su último filme, ‘Cowboys de ciudad’, comedia dirigida en 1991 por Ron Underwood, en la que hizo una parodia de sí mismo, al lado de Billy Cristal.
Hijo de un minero de origen ucraniano, Palance nació en Lattimer (Pensilvania) el 18 de febrero de 1919 con el nombre de Walter Jack Palaniuk. Tuvo una infancia difícil, pues se vio obligado a trabajar en la mina al lado de su padre, y llegó a ser boxeador profesional en la categoría máxima, antes de ingresar en las fuerzas armadas en los primeros años de la década de 1940.
Tras participar en la Segunda Guerra Mundial, Palance ingresó en la Universidad de Stanford de California, donde se licenció como dramaturgo en 1949.
El actor debutó en el cine en 1950 cuando, como sería casi siempre, interpretó el papel de un asesino, llamado Blackie, en la película ‘Pánico en las calles’, de Elia Kazan.
Tras abandonar las fuerzas armadas, Palance fue el amante celoso que acosaba a la ya famosa actriz Joan Crawford en la película ‘Sudden Fear’, de 1952. Esa interpretación le hizo merecedor de su primera candidatura a los Oscar como actor secundario.
Un segundo intento para llevarse una estatuilla se produjo un año después cuando interpretó a Jackie Wilson, el recio adversario que se enfrenta al pacifista Alan Ladd en ‘Raíces profundas’, uno de los clásicos de los “western” estadounidenses.
A partir de ese momento, su trabajo se intensificó con la interpretación de todo tipo de personajes: indio apache en ‘Hoguera de odios’, Jack ‘El destripador’ en ‘Man in the Attic’ o Atila, en ‘Atila, el rey de los hunos’, de Douglas Sirk.
En España, rodó a las órdenes de Antonio Isasi-Isasmendi, en 1968, ‘Las Vegas, 500 millones’, mientras que otros cineastas europeos contaron con él en la década de los años 60 para películas muy diferentes a las producciones de Hollywood, como ‘El desprecio’, del francés Jean-Luc Godard, o ‘El juicio final’, del italiano Vittorio de Sica.
Palance generalmente se refería a sus papeles como “basura” y señalaba que la mayoría de los directores con los que había trabajado eran incompetentes. “Ni siquiera deberían estar dirigiendo el tráfico”, señalaba.
Aficionado a la pintura, también escribió un libro de poemas, ‘The Forest of Love’ (1996), y hablaba seis idiomas: ucraniano, ruso, italiano, español, francés e inglés.

Anuncios

Una respuesta

  1. Vaya, me acabo de enterar, toda una lástima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: